23 de diciembre de 2015

Abierto

Verla sonreír es dejar que la libertad me atrape. Estar cerca es bailar en la arritmia del mundo. Tocarla es saborear un pan dulce y esponjoso.
Hay amores que no se pueden nombrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada